Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Así aprendimos a instalar cerámica
13-03-2018 10:18
Autor:

El pasado miércoles 7 de marzo, en Leroy Merlin Valladolid, pudimos asistir a un taller de instalación cerámica, impartido por nuestro vendedor de la sección de sanitario José Miguel Jiménez, y ayudado por nuestro instalador David Velasco, de ALDA proyectos.

La fabricación de la cerámica se basa en la combinación de agua, arcilla y fuego, materias naturales con siglos de historia, y aunque habitualmente se asocia su uso a los cuartos húmedos de las viviendas, cocinas y baños principalmente, son muchos los proyectos que demuestran que la cerámica va mucho más allá. Si no pudiste asistir al taller, te cuento lo que pudimos ver en el mismo.

intro.jpg

Nuestro experto explicó qué es la cerámica y los tipos que existen, según el color de su parte trasera:

  • Pasta roja: Su parte trasera es de color rojo y es apta únicamente para ambientes interiores. Es muy porosa y si se coloca en el exterior absorbe el agua. Cuando hiela y baja la temperatura, el agua se solidifica y rompe la baldosa. También tiene menor resistencia a los golpes.
  • Porcelánico: Su parte trasera es de color blanco con tonos grises y es más indicado para exteriores. Podemos usarla también en zonas interiores como las cocinas, o baños y es más resistente a los golpes. No tiene nada de porosidad, por lo que resiste perfectamente los cambios climáticos. Esto hace que absorba menos agua y aguante mejor en el exterior.

porcelanico.jpg

Pudimos ver también las novedades en cuanto a tendencias decorativas:

  • Imitaciones de madera. Estos pueden llevar efectos visuales o texturados, combinar varias tonalidades o incluir detalles de maderas envejecidas.
  • Acabados en piedra. Mármoles, pizarra, granito aportan sofisticación a estos pavimentos.
  • Suelos rústicos o de barro cocido con una amplia gama de colores.
  • Cerámica hidráulica. Se caracteriza por tener diseños geométricos o florales y que aportan gran resistencia y dureza.
  • Grandes formatos. Aportan amplitud y luminosidad a cualquier estancia al reducir el impacto visual de las juntas.

grandes formatos.jpg

Nuestro asesor nos explicó los aspectos fundamentales que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el suelo cerámico:

  • Resistencia al deslizamiento.
  • Resistencia al desgaste por uso o erosión. Es el deterioro que se sufre la baldosa cuando quedan piedras adheridas al calzado.
  • Resistencia al rayado. Se expresa en la escala Mohs, el mineral más blando es el talco y el más duro, el diamante.
  • Resistencia a los productos químicos. Tales como disolventes, desengrasantes o productos de limpieza.

Por último, nos habló del cemento cola y sus variedades, que se distinguen en función del tipo de cerámica que se vaya a colocar y las condiciones climatológicas a las que se va exponer el suelo.

  • C1: Ofrece una adherencia normal. Indicado para suelos de interior. No se recomienda para los azulejos de gran tamaño. Se caracteriza por su rapidez en secar.
  • C2: Ofrece una adherencia mejorada. Válido tanto para interior como para exterior. Se puede utilizar en suelos porcelánicos y piezas de cualquier tamaño. Es el que se aplica en suelos de calefacción radiante, por ejemplo, o en suelos en contacto con el agua, como el de exteriores cerca de piscinas.

eterior.jpg

Visto esto, pasamos a la parte práctica del taller de la mano de nuestro instalador. Estos fueron los materiales empleados.

Paso a paso:

1. Comprueba que la superficie que vas a revestir esté bien nivelada, limpia y sin polvo.

2. Extiende un poco de cemento cola en el azulejo con la espátula dentada.

IMG_20180307_184307bis.jpg

3. Coloca la baldosa en la pared, presiona firmemente y, golpea con la maza de goma para que el cemento se reparta correctamente.

4. Comprueba con el nivel de burbuja que la baldosa está nivelada. Rectifica si es necesario golpeando con la maza de goma.

5. Utiliza las crucetas para marcar la medida entre baldosa y baldosa. En nuestro caso, utilizamos un sistema de crucetas autonivelante que facilita la colocación de las baldosas. Cuando llegues a una pared, mide el hueco y descuenta el doble de la medida de la cruceta, así dejarás junta a cada lado de la pieza cortada. Marca con un lapicero y corta.

crucetas.jpg

6. Prepara la lechada o pasta de rejunte. Tienes que aplicarla con una llana de goma presionando fuertemente y en movimientos horizontales y verticales, hasta conseguir que las juntas queden bien selladas.

7. Limpia la llana y repasa la superficie, ahora en seco. Deja reposar la pasta unos 20 minutos y limpia toda la superficie con una esponja ligeramente humedecida.

suelo lechada.jpg

Y ya tienes tu suelo o pared alicatado a tu gusto. Si vas a renovar la cerámica de tu suelo o pared, puedes compartir tu proyecto en La Comunidad de la misma manera que hizo @MaríaSegovia con su frontal de cocina con cerámica adhesiva@DecoraenFamilia con su suelo exterior cerámico.

IMG_20180307_191427bis.jpg

¿Te ha gustado este taller y deseas acudir a cualquiera de las actividades que se realizan en Leroy Merlin Valladolid? Puedes apuntarte en la sección de Talleres de nuestra tienda. ¡Te esperamos!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?