Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Así aprendimos a instalar suelo laminado
06-02-2019
Autor:

Cuando nos planteamos renovar el suelo de nuestra vivienda, una de las opciones más interesantes es el suelo laminado, por la calidad de sus acabados y su facilidad de instalación. Existe una gran variedad de modelos que se adaptan a los más diversos estilos e, incluso, aptos para estancias como baños y cocinas.

Para acometer sin miedo un trabajo como éste, el pasado sábado 26 de enero celebramos en nuestra tienda Leroy Merlin de Marratxí un taller en el que explicamos todo lo que necesitas tener en cuenta para renovar el suelo de tu casa con éxito.

Portada.jpg

Los participantes fueron recibidos por nuestro experto en suelos, José María, quien comenzó por explicar brevemente las partes que componen un suelo laminado. Se trata de un pavimento formado por piezas fabricadas con fibra de resina y madera prensada sobre la que se coloca una lámina imitando diferentes materiales como la madera.

Calidad suelo laminado.jpg

Hizo hincapié en que hay que tener en cuenta tanto las propiedades de la lámina como las del resto de la pieza para no errar en la elección de nuestro suelo.

La lámina superior tiene una resistencia al rayado y al desgaste, que es lo más conocido por el público en general, y se denomina AC, seguida de un número: AC3, AC4, AC5, etc. Cuanto mayor es el número, mayor es la presión que hay que ejercer sobre la lámina para que se raye

Además del estándar AC, el experto dijo que no había que fijarse únicamente en este factor para decidir la calidad de un suelo laminado y recalcó la importancia que tiene el grosor del soporte, pues es lo que determinará su duración frente a los movimientos que, inevitablemente, sufrirá el suelo a lo largo de su vida útil por la dilatación y contracción de las lamas causadas por los cambios de temperatura. Además, el grosor aporta un mejor comportamiento acústico frente a la pisada. José María recomendó que el grosor mínimo fuera de 8 mm.

Explicando base.jpg

Otro punto importante a tener en cuenta para instalar suelo laminado es la elección de la base. Un truco para no equivocarse es que la calidad de la base vaya acorde con la del suelo. A partir de aquí, hay que tener en cuenta nuestras necesidades particulares: protección frente a humedades, nivelación de irregularidades en nuestro suelo, uso de suelo radiante, etc.

Tras estas explicaciones, pasamos a la parte práctica del taller, en el que empleamos los siguientes materiales:

Y a continuación te cuento el paso a paso que debes seguir para instalar suelo laminado.

1. Coloca la base aislante por toda la habitación.

Colocando base.jpg

2. Une las diferentes piezas con la cinta de sellado.

Pegando cinta.jpg

3. Pon la primera pieza de lama junto a la pared, colocando cuñas por todo el perímetro para crear la junta de dilatación.

Colocando lamas.jpg

4. Coge la siguiente lama y únela verticalmente a la primera formando un ángulo de 45º y bájala para evitar que la pieza se abra.

5. Ajusta las piezas con el martillo y el tira lamas.

Ajustando con tira lamas.jpg

6. Sigue el mismo procedimiento hasta terminar toda la hilera. Al llegar a la pared, necesitarás cortar la lama. Mide la línea de corte y márcala con un lápiz y una escuadra y corta con la sierra de calar. No te preocupes si el corte no te sale recto, pues la lama quedará tapada con el rodapié.

Cortando con sierra de calar.jpg

7. Monta aparte la segunda hilera y júntala con la primera horizontalmente, colocándola en ángulo de 45º. Ajústala con el martillo y el taco de madera.

Ajustando con taco de madera.jpg

8. Para obstáculos como puertas o columnas, dibuja la forma del obstáculo con una plantilla, márcala sobre la lama y corta con la sierra de calar.

9. Para cortes de esquinas, utiliza la ingletadora o la guía para ingletar.

Corte inglete.jpg

10. Para los rodapiés, mide el perímetro de las paredes por donde van a ir. Añade unos centímetros de más para compensar los desperdicios que producirán los cortes en inglete.

11. Aplica adhesivo a lo largo de todo el rodapié y haz presión hasta que fragüe.

12. Rebaja las puertas con el cepillo eléctrico. Antes de retirar las puertas, marca con un lápiz hasta dónde hay que cortar la puerta. Para ello, coloca un trozo de lama+base en el suelo junto a la puerta. Esto te indicará la altura de corte.

Desarrollo taller.jpg

Y así acabó nuestro taller. Si te animas a poner suelo laminado, te invitamos a que nos muestres el resultado en nuestra sección de Proyectos, como hizo @FrutoSamore-12 cuando reformó su salón con suelo laminado. Además, la limpieza y el mantenimiento del suelo laminado es algo muy sencillo; otra razón más para decantarse por esta opción.

Si estás interesado en participar en talleres como éste, te invitamos a que te registres en nuestra Comunidad, así podrás estar informado de los talleres que celebraremos en la tienda de Marratxí. ¡Te esperamos!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 200.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 10.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?