Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Así fue nuestro taller de huerto de invierno
10-10-2016 13:53
Autor:

El pasado sábado 1 de octubre, en nuestro taller de huerto, nuestro compañero Luis Gómez, de la sección de jardinería, nos dio diversos consejos para que nuestro huerto pase el invierno en las mejores condiciones y resolvió las dudas de todos los asistentes.

Disponer de un huerto urbano es una gran opción para aquellas personas que buscan un consumo ecológico en sus hogares. Además, te ayudará a mejorar y embellecer aquellos espacios inutilizados que tienes en tus balcones, jardines o incluso ventanas.

Taller huerto urbano 3.JPG

En primer lugar, hay que elegir el lugar que ocupará el huerto y qué tipo quieres en base al espacio disponible. Son muchas las opciones: sacos de rafia, jardineras, huertos verticales, mesas o camas de cultivoestanterías, etc. Además, es importante escoger las hortalizas, plantas o bulbos, por ello te interesará conocer el calendario de cultivo y conocer qué es aconsejable plantar cada mes.

Hay una serie de cultivos muy resistentes al frío y las heladas que no necesitan protecciones, como las coles, las lombardas, el brócoli, el puerro, el ajo, los nabos y las habas. Otros soportan bien las temperaturas bajas (5-6º) aunque no las heladas, como los canónigos, las lechugas de invierno, la escarola, los rabanitos, la remolacha o la zanahoria. Y si te decides por sembrar tomates, pimientos, pepinos o calabacines, tendrás que proteger los plantones, ya que son más sensibles al frío.

A continuación, explicó que plantar en semilleros es muy sencillo. Tan solo debes depositar un poco de tierra, poner 3 o 4 semillas por hueco, poner un poco más de tierra, regar y esperar a que las raíces crezcan. El plantel se puede preparar en semilleros que tengan tapa de plástico transparente para crear un microclima que favorezcan el crecimiento. Y para plantar las semillas directamente en el huerto, es recomendable dejar 3 o 4 dedos de profundidad.

Captura de pantalla 2016-10-05 10.36.29.png

Después, nuestro compañero explicó qué pasos seguir para preparar un huerto para el invierno:

  1. Poner una base que ayude a drenar a la hora de regar el huerto. Puedes poner arcilla expandida, planche, grava, canto rodado, corteza, etc. Es recomendable que sea una capa de unos 3 o 4 cm.
  2. Acolchar el suelo para proteger del frío las raíces. Para ello será necesario cubrir la base de las hortalizas con corteza de pino, paja, mantillo, un film o una tela de acolchamiento. Este manto abriga las raíces y contribuye a que se conserve la humedad del sustrato, con lo cual incrementa la inercia térmica en caso de helada.
  3. Esparcir la tierra o un sustrato para huerto específico, que llevará nutrientes y todo lo necesario para que la planta empiece su crecimiento y aporte aroma y sabor a las hortalizas, verduras y plantas culinarias. En el taller, se insistió mucho en la importancia de remover la tierra y airearla con una pala o rastrillo para que no quede compactada para que una vez salga la raíz, agarre bien hacia abajo y crezca.

Captura de pantalla 2016-10-04 22.13.36.png

Durante el taller, Luis nos dio muy buenas ideas, como instalar un pequeño depósito para la mesa del huerto, de esta manera quedará suministrado el agua que necesita. Aunque si no dispones de mucho tiempo, existen sistemas de riego por goteo regulables, sensores de humedad y programadores que te ayudarán a planificarlo.

Por otro lado, comentó que una vez que llegue el invierno, será necesario proteger el huerto para que no se congele. Para hacerlo, existen varios tipos de invernaderos y, el que elijas, dependerá del tipo de soporte que tengas:

  • Velos y mantos de hibernación: permiten que pase el agua, la luz y el aire, siempre abrigando las plantas. Favorecen el incremento de la temperatura, acelerando la germinación y el crecimiento de las plantas, además de evitar la deshidratación.
    En invierno se recomienda poner un plástico negro para el suelo o la base de tu huerto de mesa, así evitarás las malas hierbas y cogerá humedad.
  • Túneles invernaderos: son estructuras muy fáciles de instalar que constan de soportes metálicos en forma de arco que se clavan en el suelo. En ellos se crea un microclima ideal para adelantar la plantación o acelerar el desarrollo de hortalizas tempranas. Al ser de plástico transparente, traspasa la luz y no es necesaria utilizar tanta agua.  
  • Invernaderos desmontables: retienen el calor acumulado a lo largo de las horas de sol aumentando la temperatura interior y contrarrestando mejor el efecto de las heladas. Algunos invernaderos incluyen baldas o rejillas laterales para colocar semilleros o tiestos.
  • Campanas o invernaderos de paraguas: cubiertas de polipropileno con estructura flexible. Los hay de diferentes tamaños.

Captura de pantalla 2016-10-05 10.32.30.png

Luis nos aportó un dato muy importante para el mantenimiento del huerto, y es que pasados los 45 días o 2 meses desde la plantación, la planta ya habrá cogido todos los nutrientes que necesitaba, así que hay que hay que empezar a aportar los nutrientes con el abono líquido. Puedes utilizar humus de lombriz, sustrato líquido universal o guano.

Por último, dio a los asistentes algunos consejos y recomendaciones:

  • Es importante conocer las horas de sol que necesitarán las hortalizas o verduras del huerto. Lo normal suelen ser de 5 a 6 horas de sol, salvo la lechuga o la rúcula, que necesitan un poco menos y requieren un espacio que tenga semisombra para poder mantenerse sanas y fuertes. Si no tienes claro donde ponerlo, una de las ideas que nos dieron fue crear una base con ruedas para poder transportar el huerto de un sitio a otro.
  • Los huertos de madera hay que barnizarlos. La primera vez lo tendrías que tratar con aceite de teka y, después, todos los años aplicar una capa de barniz.
  • Si has plantado y llueve, es recomendable remover la tierra porque la primera capa se puede quedar dura y no dejará crecer a la planta. Lo puedes hacer con un rastrillo o una pala, de este modo se oxigenará. Puedes aprovechar para quitar las malas hierbas, aunque recuerda hacerlo sin tocar la raíz.
  • Retira la tierra cuando esté muy apelmazada y pon un nuevo sustrato.

Captura de pantalla 2016-10-05 10.38.21.png

Si necesitas realizar alguna consulta, puedes hacerla en nuestros Foros, donde además podrás compartir tus conocimientos sobre este u otros temas. Te animamos a compartir tus proyectos con nosotros a través de la Comunidad como ya han hecho otros usuarios como @Joblar, que realizó un "Huerto/jardinera" con vigas de madera.

¿Quieres asistir a nuestros próximos talleres? Puedes consultarlos en nuestra tienda de Burjassot e inscribirte en la Comunidad.

No dejes que te lo cuenten, ¡te esperamos!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?