Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Así fue nuestro taller de tratamiento y reparación de humedades
22-08-2016 13:19
Autor:

 

taller humedades sabadell1.jpg

El pasado sábado 20 de agosto realizamos, en nuestra tienda de Sabadell, un taller sobre tratamiento y reparación de humedades. Nuestro experto Sergio nos enseñó a identificar, tratar y eliminar los distintos tipos de humedades. No son únicamente un problema estético, sino que pueden producir o aumentar ciertas enfermedades como infecciones respiratorias, problemas de asma, alergias o aumento de los síntomas de reuma y otras enfermedades óseas. Por ello, es necesario eliminarlas lo antes posible.

Lo primero que descubrimos es que existen distintos tipos de humedades:

  • Condensación: se provoca por la falta de ventilación o el mal aislamiento de una vivienda, y cuando hay mucha diferencia de temperatura entre el exterior y el interior. Se identifica por gotas de agua en las ventanas, moho en paredes o techos y olor a humedad.
  • Capilaridad: es la causada por la ausencia de impermeabilidad en la base de los muros de una vivienda. Se manifiesta en las paredes continuamente húmedas, la caída de la pintura o el moho.
  • Filtración: se produce cuando hay una rotura de tuberías o se deteriora la impermeabilización exterior, como la de las cubiertas. Se identifica con manchas de agua, zonas continuamente mojadas o moho. 

taller humedades sabadell2.jpg

Para reparar una pared o techo con humedades, necesitas los siguientes materiales y herramientas:

  • Guantes, cinta de pintor y cubeta con rejilla
  • Yeso o pasta para muros
  • Imprimación universal
  • Pintura antimoho
  • Espátula
  • Brocha, rodillo y brocha para recortar

taller humedades sabadell3.jpg

Para detectar la zona afectada y saber si la humedad proviene del interior o del exterior existe un truco infalible que nos enseñó nuestro experto. Se trata de colocar un papel de plata adherido a la pared durante dos días y comprobar si se crea humedad.

Si hay agua en la parte que está en contacto con la pared, la humedad es causada por filtraciones externas. En este caso, puedes utilizar pintura impermeabilizante de exterior o reparar la avería, por ejemplo cambiar una tubería rota o reforzar la impermeabilización del tejado.

Si por el contrario, las gotas de agua están en la cara vista la humedad es interior y es provocada por condensación. En este caso tienes que limpiar la zona a tratar con un limpiador antimoho y una vez se encuentra seca, reparar los daños con yeso o pasta de muros. Es recomendable utilizar también un fijador antes de empezar a pintar, ya que es aislante e impermeabilizante y ayuda a que la pintura agarre mejor. Enmascara las zonas que no quieres pintar, como marcos o zócalos. Ten en cuenta debes aplicar la pintura por toda la pared en lugar de hacerlo únicamente en la parte afectada, para que no se aprecien diferencias y se proteja toda la pared.

En este vídeo puedes ver con más detalle el proceso de reparación de humedades:

Si necesitas algún consejo o resolver tus dudas, puedes dejar un comentario o abrir un nuevo hilo en nuestro Foro, o bien explicarnos tus impresiones del taller en este mismo post. Si te animas a realizar este o cualquier otro trabajo, comparte los resultados en nuestra Galería de Proyectos. No olvides visitar nuestra sección de talleres para mantenerte al día de las actividades que organizamos en Leroy Merlin Sabadell. 

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?