Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Creamos una flor decorativa con telas
08-02-2019
Autor:

En el mundo de la decoración hay un sinfín de aspectos que nos influyen a la hora de elegir una tela. En definitiva, el aspecto principal es el color, el cual nos provoca una explosión de sensaciones a las que añadimos nuestros gustos particulares, por lo que respecta a nuestro estilo decorativo.

Si no pudiste asistir al taller de decoración con telas que tuvo lugar el pasado sábado 2 de febrero en Leroy Merlin Castellón, en este post te doy todas las claves.

5c5afa8ca881d_1549466307_5c5afa8c67f5e.jpg

El elemento fundamental para elegir una tela es el color y para combinarlos es necesario conocer la rueda cromática. Es la manera en la que se distribuyen los colores alrededor de un círculo. Está compuesta por 12 colores, separados en tres grupos: los tres colores primarios: rojo, amarillo y azul; los tres colores secundarios, creados a partir de la combinación de los anteriores: verde, violeta y naranja; y los seis colores terciarios, creados combinando los seis anteriores.

  • Cuando a cada color le añadimos una cantidad de blanco o negro conseguiremos variar su intensidad. Esto nos enseñará a combinar los colores que están en la misma línea, denominados monocromáticos.
  • Por otro lado, tenemos los colores análogos y cada color tiene dos. Del color elegido, escogemos el que esta en el extremo y los dos siguiente por arriba, y por abajo son los que casan bien creando un efecto armonioso.
  • También podemos optar por los colores complementarios, que se encuentran opuestos en la rueda cromática, con los cuales podrás crear unos contrastes y efectos muy marcados.
  • Y para los más atrevidos, los colores triádicos, consiste en la elección de tres colores de la rueda que formen un triángulo en posición, creando vistosos contrastes.

taburetes-tapizado-estampado.JPG

Además de la rueda cromática, puedes aplicar la teoría del color 60% para el color dominante, 30% para el color secundario, y 10% para el color para pequeños detalles.

También diferenciamos los colores entre neutros, fríos y cálidos.

  • Colores neutros: son los más básicos, como el gris, el blanco o los tonos arenosos. Aportan mucha luminosidad.
  • Colores fríos: sirven para aportar efecto de frescor y amplitus. Los reyes de los colores fríos son el azul y el verde.
  • Cólores cálidos: dan sensación melancólica, recuerdan a un atardecer. Son todas las tonalidades dentro del rojo, el naranja, el morado o el amarillo.

También aprendimos a diferenciar entre fibras y tejidos. Las fibras pueden ser naturales, como el lino o el algodón,  y sintéticas como el poliéster. Los tejidos son el resultado de tratar diversas fibras para generar una pieza.

telas-estampado-floral.JPG

¿Te has preguntado alguna vez cual es tu estilo? Como bien hemos comentado, los colores transmiten sensaciones y son estas las que nos van a hacer decantarnos por un estilo u otro. A veces, tendemos a querer encasillarnos en un único estilo y nos limitamos a la hora de dar pinceladas de otros y conseguir ese estilo personalizado que nos representa. No te autolimites, deja libre tu imaginación y crea tu propio estilo.

Quisimos que nuestros asistentes se fuesen con un regalo, una flor de tela. Si quieres hacerla desde casa, toma nota de todo lo que te cuento a continuación.

Materiales y herramientas:

Paso 1. Recorta el yute, aproximadamente una tira de 0,70 cm de largo por 0,20 cm de ancho.

IMG-20190202-WA0022.jpg

Paso 2. Recorta la cinta decorativa a la misma medida que el trozo de yute.

5c5afbda0c473_1549466626_5c5afbd997c6e.jpg

Paso 3. Haz los lazos. Puedes optar por hacer la flor de distintas maneras, es decir, o bien con solo el tejido de yute o bien con la cinta decorativa de colores. Si optas por hacer la flor con las dos cosas, tienes que solapar ambas tiras e ir trabajando los giros de la flor con las dos cintas a la vez.

5c5afe920bd95_1549467378_5c5afe91b23ea.jpg

Paso 4. Haz los giros. Teniendo la cinta doblada por la mitad, empieza a hacer un rollito con 3 giros, que será el tallo de la flor. A partir de aquí, haz giros de tela pegando la parte final del giro en el centro del tallo. Poco a poco irás viendo cómo va cogiendo la forma de flor.

5c5afc52f1dff_1549466784_5c5afc52b37a9.jpg

¡Presume de tu flor! Ahora ya puedes lucir tu flor de tela diseñada por ti mismo.

IMG-20190202-WA0025.jpg

Como ves, es muy sencillo de hacer y el resultado es de lo más original. Puedes añadir un imperdible para convertirlo en broche, o realizar varias de ellas añadiendo un tallo para conseguir un ramo de flores imperecederas. Las telas tienen multitud de usos como por ejemplo forrar un marco de fotos. Da rienda suelta a tu imaginación y haznos partícipes de tu resultado compartiéndolo en el apartado de Proyectos. ¡Te esperamos en el próximo taller!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 200.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 10.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?