Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Demostración: Poda e injerto de olivos
29-10-2015 13:14
Autor:

El próximo 4 de noviembre, a las 18:00 horas, aprenderemos juntos cómo podar un olivo. Para ello, traeremos dos árboles a nuestra tienda, y podremos participar, junto a nuestros especialistas, en el proceso de la poda.

Antes de hacerlo, conozcamos un poco más sobre este árbol milenario. Típicamente mediterráneo, su origen se sitúa en la antigua Mesopotamia. Ya en la época paleolítica y neolítica se cultivaba para obtener de él la aceituna, con la que se producía su bien más preciado, el aceite de oliva. Se trata además de un árbol que ha sido venerado por multitud de culturas, siendo un símbolo de la paz, la victoria y la vida.

 

El olivo es un árbol que crece robusto y con formas retorcidas que lo hacen un espectáculo a la vista. Además nos da un fruto, la aceituna, de la que logramos el aceite de oliva, imprescindible en nuestra cocina.

Su ramificación natural tiende a ser bastante densa, por lo que es importante realizar una correcta poda que permita oxigenar su copa y deje que el árbol crezca con fuerza.

A continuación te damos algunos trucos para lograr un buen mantenimiento de este magnífico árbol:

  1. El terreno: el olivo es capaz de crecer en cualquier tipo de suelo, pero cuando más fértil sea éste mejor será su crecimiento. Para que esté bien aireado es conveniente que a su alrededor disponga de un metro libre de hierba y maleza.
  2. El riego: al tratarse de una especie de secano, con las precipitaciones naturales será suficiente para la hidratación del árbol. Si queremos que tenga un crecimiento vigoroso y produzca buenas olivas es conveniente darle un riego moderado.
  3. La poda: conviene realizar la poda una vez al año. Podemos diferenciar tres tipos de poda:
    • Poda de formación: en los primeros años es importante definir la forma que tendrá el arbolo cuando sea adulto.
    • Poda de aclareo: consiste en realizar una poda de aquellas ramas que dificultan la entrada de luz al árbol. Se trata de una especie que necesita mucha luz de sol.
    • Poda de pinzamiento: se realizará cada uno o dos años, y consiste en eliminar las ramas que cercen y que distorsionan la forma que queremos dar al árbol.
  4. La reproducción: se puede realizar de varias maneras. A partir del hueso de la oliva (partiéndola), mediante esquejes, o mediante acodo.
  5. Las plagas: el olivo es un árbol muy resistente, por lo que será suficiente supervisar su crecimiento para detectar a tiempo anomalías.

¡No pierdas la oportunidad de convertirte en un auténtico especialista en el mantenimiento del olivo!

¿Quieres más información sobre el mantenimiento del jardín y el huerto? Aquí te dejo el enlace a nuestra guía de Jardines y Huertos.

Si tienes cualquier consulta sobre el taller puedes dejar un comentario en este post.

Datos del taller:
Fecha: Miércoles 4 de noviembre de 2015.
Hora: De 18:00 a 19:00 horas.
Lugar: Tienda Leroy Merlin Marratxi.

Taller gratuito sin inscripción previa.

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?