Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Montamos un sistema de nebulización
19-07-2017 10:23
Autor:

El pasado sábado 15 de julio, realizamos un fantástico taller en nuestra tienda de Badalona en el que se explicó qué es, para qué sirve y qué ventajas tiene un sistema de nebulización. Para ello, nuestro compañero de la sección de jardín montó un sistema completo y explicó el paso a paso a los asistentes.

taller.jpg

En primer lugar explicó que un sistema de nebulización consiste en un circuito de tuberías con unas boquillas que proyectan una neblina refrescante que no solo sirve para las personas, si no también para las plantas. Con estos sistemas, si nos encontramos en un clima seco, podemos llegar a reducir unos 10 grados la temperatura y, si es un clima húmedo, 7.

Tras esto, comentó que estos sistemas se componen de:

  • Tuberías. Por ellas circula el agua que luego saldrá pulverizada por las boquillas. Están fabricadas de un material flexible, facilitando así su instalación.
  • Boquillas. A través de ellas se pulveriza el agua al exterior. Generan unas gotas finísimas, de entre 5 y 10 micras, que absorben hasta 600 calorías ambientales por cada gramo de agua. Las boquillas optimizan el consumo de agua entre 2 y 4,5 litros de agua por hora y por cada boquilla. Este ahorro dependerá de la presión.
  • Inyectores. Tienen una o varias bocas que se pueden orientar para poder abarcar más zona de rociado.
  • Programador. Con él podrás programar el tiempo de funcionamiento y su pausado, así como automatizar la pulverización según la humedad y temperatura.

Después, nuestro compañero paso a enumerar los diferentes sistemas de nebulización que existen. Puedes encontrar de dos clases:

  • Nebulizador a alta presión. Este sistema es bastante complejo, por lo que se aconseja el montaje mediante un instalador profesional. Suele utilizarse más a escala profesional o industrial, como en restaurantes, ya que la presión que necesitan es mayor. Trabaja a una presión de 70 bares y necesita una bomba para su correcto funcionamiento.
  • Nebulizador a baja presión. Son los nebulizadores domésticos. Puedes encontrar un tipo que necesita una pequeña y sencilla instalación y otro que solo tendrás que conectar a la manguera y disfrutar. Este último puedes utilizarlo para que se refresquen los peques de casa y pasen un rato muy divertido.

Nebulizador sombrilla.jpg

A continuación, habló de la función de los nebulizadores, que se colocan para refrescar el ambiente. La pulverización del agua sale a una presión muy alta generando unas gotas muy pequeñas que, al evaporarse, consiguen reducir la temperatura. Las ventajas que tienen estos sistemas son varias:

  • Reducen la temperatura y la sequedad ambiental.
  • Mejoran la calidad del aire. Al caer las pequeñas gotas de agua arrastran las partículas de polvo que hay en suspensión. Es un sistema muy útil para aquellas personas que sufren de alguna alergia a partículas que suelen estar en suspensión en el aire, como por ejemplo, el polen.
  • Eliminan los malos olores, de esta manera purifican el aire.
  • Reducen la presencia de mosquitos.
  • Apenas gastan agua y energía.

Acerca del mantenimiento y cuidado del nebulizador se explicó que en los meses de calor, cuando el sistema está en uso, se deben desmontar de vez en cuando las boquillas para limpiarlas y eliminar las partículas que pueden estar taponando la salida del agua.

En los meses de frío puedes optar entre dos opciones:

  • Desmontar el sistema. Es muy fácil, así que no deberías tener ningún problema para poder hacerlo.
  • Dejar el sistema montado. En este caso deberás vaciar las tuberías de agua para evitar que con el frío se hielen y puedan dañar el sistema. También tendrás que desmontar las boquillas y tapar los orificios con unos tapones.

Por último, pasamos a la parte práctica del taller, en la que montamos un sistema de nebulización. Cuando abrimos este kit nebulizador nos encontramos con 7,5 metros de tubería de 8 mm de diámetro, un conector, 5 boquillas y 7 pinzas de cocodrilo.

Este kit se puede montar en pérgolas, invernaderos, patios de recreo o terrazas. Y para su instalación necesitarás los siguiente materiales y herramientas:

Montaje 2.jpg

Lo único que hay que tener en cuenta antes de instalar un sistema de nebulización en casa, es que el agua no contenga partículas que puedan taponar las boquillas, como la cal. Para ello, puedes instalar unos filtros extras en el circuito del riego.

Paso a paso del montaje

1. Lo primero que deberás hacer es preparar la zona donde quieras instalar el nebulizador. Si tienes una pérgola no necesitarás nada extra, pero si no dispones de ella, deberás hacer una estructura rígida donde montarlo. En porches cubiertos o invernaderos podrás colocarlo suspendido del techo.

2. Corta las tuberías según las medidas que hayas tomado previamente. Para ello, utiliza un cortatubos. A continuación tendrás que montar las boquillas. Si se trata de tubos de polietileno, solo deberás agujerear al diámetro necesario y encajar a presión el pico de la boquilla.

Si tienes que acoplar alguna T, empalmes o codos, deberás ablandar el extremo del tubo con agua muy caliente y meterlo a presión. Cuando el tubo se enfríe volverá a su posición dejando la pieza bien sujeta. En el caso de tuberías más blandas y flexibles, hay que sujetar los empalmes con abrazaderas.

3. Asegúrate de que las boquillas están rectas apuntando al suelo y los tubos en posición totalmente horizontal para disminuir el riesgo de goteo. Sujeta las tuberías a la estructura con la ayuda de grapas, pinzas o bridas.

4. Conecta la llave de corte a la red doméstica. Puedes usar una llave de paso, un grifo fijo o una tubería como alargador si no dispones de una toma de agua cercana. Ahora debes conectar el circuito de nebulización a la llave mediante el empalme especial que encontrarás en el kit. Asegúrate de poner teflón en las roscas para evitar pérdidas de agua.

5. Si quieres instalar un programador, debes acoplarlo directamente a la llave mediante un conector y después unir la tubería del circuito.

6. Opcionalmente, puedes mejorar la calidad del agua y evitar partículas sólidas en el circuito si instalas antes de la primera boquilla algunos filtros de vaso.

Nebulizador pergola.jpg

 Y esto fue todo lo que se explicó en nuestro taller. Recuerda que puedes visitar nuestros Foros y Bricopedia para despejar tus dudas. Si te decides a instalar un sistema de nebulización en tu hogar, puedes colgar el resultado en la sección de Proyectos.

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?