Comunidad

Inicio / Foro / Instalación de cocina sin terminar e innumerables
BlankUser
10/05/21-13:51

Instalación de cocina sin terminar e innumerables desperfectos

Estabamos muy ilusionados con nuestro proyecto de cocina en Leroy Merlín, pero tras innumerables problemas y sufrimientos nuestra ilusión se ha transformado en desesperación al ver que nadie nos hace caso ni parece interesado en resolver nuestros problemas, probablemente porque el dinero ya lo han cobrado. Sé que no conseguiré nada, pero dejo aquí el mensaje que he enviado al correo de Atención al cliente. Al menos me servirá para ejercer mi derecho a la pataleta.

----------------------

Buenas tardes.

Esta mañana han venido unos montadores que supongo que serán empleados de XXXX a terminar el montaje de la cocina. No solo no la han terminado, sino que la han dejado con innumerables desperfectos que se unen al ya largo historial que por desgracia acumulamos.

Los tres más importantes aun sin resolver son:

  • No se han hecho cargo de los agujeros que nos abrieron en el salón hace ya 5 semanas.
  • Nos han dejado unos embellecedores con añadidos a distintos niveles visibles a primera vista.
  • El lavavajillas no funciona.

Pero por desgracia hay una larga lista de desperfectos más allá de estos tres.

Llevamos más de un mes intentando sin éxito que nos arreglen los agujeros, así que os volvemos a pedir que por favor nos arregléis este y otros desperfectos que hay en la cocina, porque el proyecto no incluía una cocina mal montada, o eso pensábamos.

Además de los tres desperfectos anteriormente mencionados, hay innumerables desperfectos “menores”. Algunos de los cuales son:

  • Las tres puertas que nos han montado hoy están visiblemente desniveladas. Especialmente las dos que tienen los agarradores enfrentados, donde se ve claramente que no están nivelados.
  • La madera a la altura del suelo que hay debajo de los armarios está más atrás en la lavadora que en el resto, y nos han dejado un agujero también claramente visible. Eso también lo han montado hoy.
  • La espuma alrededor de la placa de inducción está colocada de manera irregular, viéndose más en unos sitios que otros.
  • Nos han dejado los cables de electricidad de los hornos enganchados a los cajones que hay debajo, por lo que no podíamos abrirlos (ya lo hemos arreglado nosotros con mucho cuidado).
  • Los electrodomésticos no los comprobaron después de montarlos. Ahí pecamos nosotros por fiarnos de que iban a hacerlo. Claro que pensábamos que eran montadores profesionales.
  • Nos han dejado las baldosas de la cocina todas ralladas de lápiz. Esto lo hemos limpiado nosotros, pero muestra una forma de trabajar nada profesional.
  • La encimera y algunos cajones también está con rayas negras que esperemos se vayan cuando los limpiemos.
  • Igualmente, las baldosas del suelo están llenas de esas rayas negras que ahora intentaremos limpiar.
  • Nos han hecho un arañazo en el techo.
  • El mueble de debajo del fregadero está estropeado porque durante varias semanas le ha caído el agua que se filtraba por los bordes del fregadero ya que no lo sellaron con la encimera provisional.

Y os recordamos que desde el miércoles a mediodía hasta el lunes, es decir, durante 5 días, no pudimos usar ni el fregadero ni la placa de inducción.

Es verdad que algunos de estos desperfectos ya son hilar muy fino, pero cuando los grandes desperfectos llaman la atención, comienzas a mirar más en detalle, descubriendo otros muchos desperfectos “menores”. De la misma manera, estar sin cocinar uno o dos días es una molestia asumible por la ilusión de tener cocina nueva, pero cuando se alarga tanto tiempo, y unida al resto de problemas, se convierte en un suplicio mas. Lo mismo con los agujeros. A cualquiera le puede pasar que traspase la pared con el taladro, y es comprensible. Lo que no es comprensible es que pasen un mes entero sin hacerse cargo de ello.

Estábamos muy ilusionados con el proyecto de cocina, pero a la vista de como se está desarrollando, si tuviésemos la oportunidad de volver atrás y sabiendo lo que sabemos, no lo contrataríamos. La desilusión es tal que hemos pasado de compraros los baños a vosotros de lo contentos que estábamos a cancelar el proyecto de jardín para ahorrarnos más disgustos. Afortunadamente, los baños nos los montó nuestro albañil de confianza, quien puso cuidado y esmero en hacerlo bien, en lugar de ir a toda prisa para pasar a su siguiente compromiso.

Atentamente,

Óliver y Mónica

Sigue explorando la Comunidad