Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Viajar con niños: ¿cómo preparar una maleta infantil?
20-09-2017 10:15
Autor:

Llevas todo el año pensando en la ciudad a la que te gustaría ir de vacaciones con toda la familia, los lugares tan maravillosos que vas a visitar y sobre todo cómo organizar todos los detalles del viaje. Cuando llega el momento, no sabes por dónde empezar a preparar las maletas, especialmente si es un viaje con niños.

En los viajes con pequeños hay que planificar con antelación todas las cosas necesarias para asegurarte de que todo salga bien. A continuación, te doy las claves sobre cómo preparar una maleta infantil.

IMG-20170808-WA0008.jpg

Viajar con niños: ¿cómo preparar una maleta infantil?

1. Crea una lista

Piensa con sentido común lo que realmente es imprescindible y crea una lista con antelación de todo lo que va a necesitar tu hijo, como pañales, ropa, artículos de higiene, juguetes, etc. No te olvides de aquello que no encontrarás en tu destino vacacional, como puede ser su chupete preferido, hay niños que tienen tanto apego a sus cosas personales que si nos olvidamos de llevarlas pueden resultar unas vacaciones algo complicadas.

2. Ropa

La experiencia de todos los padres es que cualquier niño necesita más de una muda por día, aunque debemos evitar en exceso el "por si acaso": por si acaso se ensucia, por si acaso hace frío, etc., ya que al final la maleta de tu hijo parecerá un fondo de armario.

Lo mejor es hacer cálculos de cuantos días vas a estar fuera y echar dos mudas por día. Lo ideal es que los conjuntos que eches sean combinables entre sí, con el propósito de que si sufre una mancha la parte de arriba, no tengas que cambiar la parte de abajo. Puedes acudir a los superbaberos de plásticos o desechables para evitar las sufridas manchas de comida, te ahorrarás lavar algunas de ellas.

En lo que se refiere al calzado, lleva tres pares, uno para el diario que sea más sufrido, otro para salir y las típicas zapatillas de andar por casa.

Coloca toda la ropa bien doblada y ordenada, utiliza los recovecos que sobran para meter calcetines, ropa interior y las pequeñas prendas que necesite tu pequeño. Un consejo: la ropa que se arruga siempre encima de la que no se arruga.

paula 2.jpg

4. Juguetes

Algunos de los juguetes preferidos de los niños tendrán que viajar con vosotros, servirán para mantenerlos entretenidos. Selecciona entre todos los juguetes ordenados en casa, aquellos más pequeños que no requieren de tanto espacio, son ideales los juguetes blandos que puedes apretujar en la maleta. Si el trayecto de tu viaje se presenta un poco largo, te serán de gran ayuda los cuadernos y lápices de colores para dibujar, además de una tablet con capítulos de sus series animadas favoritas.

En muchos hoteles presentan servicio de guardería, donde profesionales cuidarán de tu hijo jugando con ellos y haciéndoles partícipes de pequeñas manualidades, como te cuento en este blog sobre talleres para niños en hoteles.

5. Artículos de higiene

La piel de los bebés resulta más sensible que la de los adultos, por eso debes llevar un neceser con todo lo necesario para su higiene personal, en muchos supermercados encontrarás formatos pequeños para viaje, aunque siempre está la opción de comprarlo en cualquier establecimiento de tu ciudad de vacaciones.

6. Comida o snacks

Durante los viajes, los niños se aburren a pesar de intentar mantenerlos entretenidos y es ahí cuando llega el temido momento de "¿cuánto falta?". Por eso, es bueno que cojas una mochila o bolso de mano con una botella de agua, algún zumo, y sus snacks favoritos para comer y mantenerlos con energía.

20170810_173707_HDR1.jpg

Si tu destino es el extranjero, por experiencia propia te aconsejo que compres en España cualquier comida no perecedera que le guste al niño, ya que pueden mostrar oposición al principio a marcas extranjeras que no conocen.

7. Botiquín

En cualquier momento el niño puede enfermar, lleva contigo los típicos jarabes que tenemos en casa para ellos, además de un termómetro, la barra en crema para los golpes, más algún desinfectante y tirita para las heridas.

Por supuesto, no te olvides de su tarjeta sanitaria por si persiste el malestar y debes acudir a cualquier centro médico.

Cuando se trata de compartir vacaciones con adolescentes es importante también que sean ellos los que organicen sus maletas y enseñarles las misma pautas que tú vas a seguir.

Seguro que con estos buenos consejos no se ha quedado nada atrás y podrás disfrutar de tus vacaciones. Si quieres aportar tu propia experiencia, puedes compartirla con el resto de usuarios de la Comunidad abriendo un nuevo hilo de conversación en nuestros Foros. Si te surge cualquier duda, estaremos encantados de ayudarte.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?