Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Claves a tener en cuenta en la construcción de una casa
05-01-2016 11:42

La construcción completa de una casa es una tarea compleja, ya que debe poseer todas las características que permitan su durabilidad en el tiempo, además de contar con el confort necesario para el fluir de la vida cotidiana y un diseño óptimo que nos facilite la existencia. Desde el punto de vista constructivo, existen diferentes fases o partes genéricas por las que hemos de pasar en una obra. En este post te enseñamos las claves a tener en cuenta en la construcción de una casa.

fachada-casa.jpg

Claves a tener en cuenta en la construcción de una casa

Las fases que debemos afrontar al realizar una obra son cimentación, estructura, envolventes, instalaciones y acabados. A continuación, te explicamos qué debes tener en cuenta en cada una de ellas.

1. Cimentación

La cimentación es el elemento constructivo que garantiza una buena conexión entre nuestra casa y el suelo que está bajo nuestros pies o a nuestro lado, si es un garaje o una casa subterránea.

Primero hemos de excavar el terreno hasta alcanzar una capa resistente para garantizar el anclaje. Después realizaremos lo que propiamente se llama cimentación y que, normalmente, se construye con hormigón armado. Podemos tirar toda una capa continua, en cuyo caso hablaremos de losa, o hacerlo por partes más pequeñas, en ese caso hablamos de zapatas.

Es muy importante conocer y estudiar el suelo, ya que, en suelos no muy favorables, podríamos necesitar otro tipo de cimentaciones más profundas y complejas.

2. Estructura 

La estructura es a una casa lo que el esqueleto humano es a nuestro cuerpo. Dota de resistencia y firmeza a la edificación para que pueda resistir aquello que es más común en el lugar donde se construye. Dependiendo de dónde se viva, puede necesitar resistir nieve, vientos más potentes o incluso terremotos, además de los pesos de los objetos y elementos que sobre ella residen.

encofrado-casa.jpg

Conectaremos la estructura con la cimentación, previamente construida. Tendrá elementos que la elevarán hacia arriba, como pueden ser pilares y muros de carga, y otros que la extenderán horizontalmente , como las vigas y los forjados. Los materiales principales para su construcción son el hormigón armado y el acero, aunque también podemos utilizar madera, fábrica de ladrillo y piedra para realizar esta tan importante función.

Es de vital importancia saber qué puede afectarla para garantizar no solo su resistencia, sino también su aptitud al servicio. Un pequeño movimiento de la estructura no contemplado puede provocar grietas y fisuras no deseadas. Si quieres saber más, te interesará leer el post ¿Cómo reparar grietas y fisuras?.

3. Envolventes 

Sin las envolventes, nuestro edificio está desnudo y nosotros desabrigados. Aquí hemos de diferenciar entre las fachadas (verticales) y la cubierta (parte superior), aunque básicamente su misión es la misma, separarnos del exterior para garantizar el confort en el interior: aislar del ruido, la lluvia, el calor, el frío, el sol. 

tejado-casa.jpg

En las cubiertas tenemos muchos tipos: planas accesibles, planas no accesibles, cubiertas inclinadas, etc. Son muy típicas las cubiertas de teja cerámica, pizarra o zinc, en el caso de cubiertas inclinadas; las de grava, para planas no accesibles; o con pavimento de baldosa hidráulica, para las planas accesibles.

En el caso de las fachadas nos encontramos también con múltiples tipologías, desde las típicas fachadas de cal o de ladrillo visto, a otras más modernas de hormigón, chapa de acero, paneles sándwich, o revestimientos continuos tipo enfoscado.

paneles-fachada-casa.jpg

Aquí lo fundamental es que nos demos cuenta de las diversas capas que tenemos. Una de las más importantes será el necesario aislamiento térmico y acústico, como la lana de roca, el poliestireno expandido o el extruido.

En la cubierta, dirigir el agua hacia los puntos de desagüe o hacia canalones será también importantísimo para evitar goteras, además de una buena impermeabilización. También son las envolventes las que pueden ser perforadas para permitir entrada de luz y la ventilación: ventanas en fachadas, lucernarios y claraboyas en cubierta.

4. Instalaciones 

La vida moderna requiere la llegada de las distintas instalaciones a las distintas zonas de la casa. Esta no es una fase como tal, ya que sería transversal a todas. Desde la cimentación ya hay que tener planteadas, por ejemplo, las arquetas de desagüe y la conexión con canalizaciones a pie de calle.

Tenemos varios tipos de instalaciones a contemplar: las de fontanería, es decir, agua caliente, fría y desagüe, electricidad, gas, teléfono e internet, calefacción y aire acondicionado o domótica. Tenemos que dejar el espacio necesario para todas las canalizaciones, que nos permitan llevarlo a aquellos lugares de la casa donde haga falta.

enchufes-cocina.jpg

Casi todas estas instalaciones llegan o bien mediante tuberías o bien mediante cable. Para una buena conexión hay que tener claros los diámetros, codos y llaves e interruptores intermedios.

5. Acabados 

La casa no quedará terminada sin levantar la tabiquería, colocar los suelos, pintar las paredes, colgar los falsos techos, distribuir las luces, y, la colocación de todo el mobiliario.

Hay una gran variedad de elección para todo esto. Para la tabiquería tenemos ladrillo hueco o placas de cartón yeso. Para los pavimentos podemos encontrar de madera, cerámica, gres, porcelánico o vinílicos.

Hay multitud de colores para pintar nuestra casa, ya sea con gotelé o con la pared plana, pero también podemos optar por la colocación de papel pintado. El falso techo será especialmente importante para baños y cocinas y, si queremos un sistema de aire acondicionado para toda la casa.

La disposición y tratamiento de los puntos de luz dependerá del espacio que vayamos a iluminar, con una gran variedad de tipologías. Y por último, hay que pensar en el mobiliario de salón, piezas de baño o el conjunto de la cocina. 

Si acabas de reconstruir o reformar tu casa, puedes compartirlo con nosotros en la sección de Proyectos. Si tienes alguna duda, puedes abrir un nuevo hilo de conversación en los Foros.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?