Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Découpage con fotografías personales, paso a paso
16-05-2015 22:16

El découpage proviene de la palabra francesa découper, que significa recortar. Es una técnica manual artesanal y decorativa que utiliza recortes de papel o tela para decorar objetos de distintos materiales como madera, vídrio, cerámica, metal, velas, lozas, cartón, etc.

En este ejemplo vamos a utilizar fotografías propias recortadas sobre dos chapones de madera que se convertirán en divertidos cuadros. Te explicamos cómo hacer el découpage paso a paso. ¡Comenzamos!

 

#1. Prepara el material

Prepara el material

 

Material necesario:

Importante: Si utilizas imágenes impresas evita las imágenes de impresoras láser: el color se suele emborronar al contacto con el barniz. En su lugar, puedes utilizar fotocopias o impresas en impresoras de inyección de tinta.

#2. Prepara tus recortes

Prepara tus recortes

Empieza por recortar las fotos que vas a utilizar. Ayúdate con tijeras o cúter. No es necesario que todas las imágenes sean iguales o que tengan la misma forma. ¡Da rienda suelta a tu creatividad! Puedes utilizar distintas formas y tamaños.

Antes de empezar a pegarlas, recrea la composición para ver cómo quedará utilizando las imágenes. Si estás seguro, puedes comenzar directamente a pegar tus imágenes, tú decides.

#3. Prepara la superficie y comienza el pegado

Cuida que la superficie donde vas a realizar el trabajo esté limpia y seca. Para mejorar el adherido de los recortes es recomendable lijar la superficie con una lija de grano fino. Después, límpiala y déjala secar. A continuación, prepara tu adhesivo. En este caso hemos utilizado una cola blanca de madera mezclada al 50% con agua. 

Prepara la cola.

En algunos casos, es útil utilizar una imprimación para mejorar el adherido de los elementos. En este caso vamos a utilizar madera, por lo que no es necesaria la imprimación aunque sí es recomendable el lijado previo. Aplica una primera capa de pegamento en la superficie donde vas a realizar el pegado.

Aplica el pegamento en la superficie

Una vez aplicada la capa de pegamento en la superfice, comienza a situar las fotografías según el esquema que tenías planeado o de forma aleatoria. Tú eliges.

Aplica pegamento por la parte delantera de las fotografías una vez situadas en la superficie previamente encolada. Ve pegándolas con cuidado, prestando especial atención a las arrugas y a las pequeñas imperfecciones. Puedes alisarlas con la ayuda de la misma brocha, sin preocuparte. Si finalmente queda alguna pequeña arruga prácticamente no se notará.

Puedes ir situando las fotografías a tu antojo, dejando hueco entre ellas o cubriendo toda la superficie. Juega con ellas y crea una composición a tu gusto.

 

Comienza el pegado de las fotografías

 #4. Deja secar el pegamento y dale un toque envejecido

Deja secar la cola el tiempo necesario hasta que la composición esté completamente seca. Si las fotografías han superado el margen de la superficie, no te preocupes. En este momento puedes elegir entre cortarlas con unas tijeras o cúter o doblarlas y pegarlas a la parte trasera.

Es el momento de darle un toque envejecido, si quieres. En este caso, hemos dejado espacios entre las fotografías por lo que ese toque "envejecido" utilizando betún de judea entre los espacios y en el borde de la composición encajará las imágenes a la perfección. Deja secar el betún de judea antes de seguir con el siguiente paso.

 #5. Aplica el barniz

Comienza a aplicar la primera capa de barniz de forma horizontal en toda la superficie. Déjala secar antes de comenzar con la siguiente que se aplicará de forma vertical.

De forma sucesiva, ve aplicando varias capas de barniz. En este caso hemos aplicado 8 capas, pero puedes aplicar las que creas conveniente.

Si lo ves necesario y encuentras algunas imperfecciones puedes lijarlas suavemente y seguir aplicando capas de barniz. En algunos trabajos será necesario aplicar mas capas de barniz: eso lo decides tú en función del resultado que vas obteniendo.

#6. Disfruta del resultado

Una vez secada la última capa de barniz, sólo te queda exponer y disfrutar de tu trabajo y compartir tu proyecto en nuestra comunidad. En este caso, hemos instalado un cordel en la parte posterior de los cuadros y hemos situado la obra en un lugar privilegiado de la casa. ¿Qué te parece?

Sitúa tu obra en lugar privilegiado.

Espero que este artículo te resulte inspirador y te ayude a crear un bonito trabajo. ¡Feliz découpage!

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?